SyServ BLOG

Manicura japonesa

Manicura japonesa

¡Acrílico, colores, piedras, glitters, flores, pinturas, esmaltes, geles! Y la lista sigue y sigue, es interminable la cantidad de cosas a las que recurren las personas para lucir las manos perfectas. En esta industria podemos encontrar de todo, desde las personas que gustan de looks o estilos discretos, hasta quienes buscan llamar la atención con estilos más irreverentes como atrevidos, sin tener miedo de los colores como de las tendencias.

Las uñas postizas con acrílico o los esmaltados permanentes con gelish son la gran tendencia, pero a veces esto ya no es suficiente, todos estos estilos, aun cuando se realicen de la forma correcta y cuiden al máximo tus uñas, poco a poco pueden ir debilitando su grosor o haciendo que estas pierdan el brillo. Es aquí donde la manicura japonesa se está haciendo presente para rescatar a todos los que lo necesiten.

La manicura japonesa no es nueva, es una tecnica totalmente tradicional que los japoneses llevan siglos usando. Al llevar las uñas a sus límites con tantos estilos, así como decoraciones que nos fascinan y amamos, es cada vez más necesario darles un descanso.

La manicura japonesa consiste en cuidar y reconstruir las uñas que están dañadas, débiles, quebradizas y sin brillo. Se lleva a cabo de manera casi artesanal, sus pasos son los siguientes:

  • Limar las uñas ligeramente con una lima de cerámica para dar forma.

  • Desinfectar las uñas.

  • Retirar la cutícula en caso de que esta exista, sin cortar.

  • Preparar las uñas por medio de un masaje con hidratantes. 

  • No se usa esmalte de ningún color, marca o estilo, más bien se cubren las uñas con una pasta compuesta por diferentes nutrientes y multivitamínicos, estos pueden incluir cera de abeja, jojoba, aromático de bambú, algas marinas, siliconas naturales, entre otros.

  • Esta pasta se pule el tiempo que sea necesario para que penetre en la uña, además de ir tomando forma y brillo.

  • Se repite el proceso 2 veces.

  • Al final se aplica un polvo de perlas marinas y aceites.

Los resultados son inmediatos, la uña toma cuerpo y brillo de forma natural, reparandolas al mismo tiempo; con su uso constante, la uña recupera su natural tono rosa, cobra fuerza, incluso crece más rápido teniendo una mejor apariencia.

En la era digital en que vivimos es fácil conseguir cosas en la web, lo que hace pensar a muchos que pueden realizar esta manicura en casa sin problemas, pero no es así, siempre es mejor que lo haga un experto, pues se podrían presentar alergias o problemas con un acabado que se vea poco estético. 

Estamos seguros de que este estilo seguirá tomando más fuerza, pues expertos aseguran que las uñas artificiales las podremos conseguir siempre que queramos, pero los estilos más naturales son lo que estarán de moda.

Compartir
Compartir
Compartir

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!